viernes, 16 de mayo de 2008

HIPNOSIS - TECNICA DE INDUCCION II

Técnica de la levitación del brazo

Esta técnica es es muy útil para utilizarla con aquellas personas que sienten un rechazo a métodos directos y autoritarios. La técnica de levitación del brazo es por tanto una técnica permisiva que no agrede, ni hace pensar al sujeto que se está tratando de tomar el control sobre el. Es una técnica hipnótica que se basa principalmente en la imaginería, en el provocar sensaciones a través de la imaginación para hacer que el sujeto entre en una espiral ascendente de sugestibilidad.

Técnica:

Se invita al sujeto o paciente a que se siente en una silla con la espalda erguida, las manos que descansen sobre los muslos, ojos cerrados y se le sugiere amigablemente que realice unas cuantas respiraciones profundas a fin de relajar el cuerpo. Una vez hecho esto se le dice "ahora siente tu mamo y tus dedos, centra toda tu atención en tu mano y tus dedos y estate atento a cualquier sensación", "dentro de unos instantes notarás que uno de tus dedos se mueve, sigue por tanto prestando mucha atención a tus dedos". El sujeto no lo sabe pero; es un hecho fisiológico que tarde o temprano se mueva un dedo. Y es justo en ese momento cuando hay que advertírselo. "Mira ahora se a movido un dedo, en este mismo instante se ha movido tu dedo". A partir e aquí el sujeto empezará a tornarse crédulo y las siguientes sugestiones serán más fáciles, en definitiva estará mucho más sugestionable.
Es el momento para decirle "ahora notarás que tus dedos se vuelven ligeros, poco a poco notarás que se hacen mas ligeros y esta sensación de ligereza se irá transmitiendo a todo tu brazo", "tus dedos se hacen muy ligeros, muy ligeros, muy livianos". Después de sugestionarle en tal dirección se le dice "ahora notarás que quieren empezar a flotar, cada vez más ligeros y quieren empezar a flotar".
Cuando notes que empiezan a separarse de la pierna es momento para decir "y flotan, tus dedos y tu brazo esta muy ligero no pesa nada, no pesa nada y flota, flota", "todo tu brazo flota, flota cada vez más"
Se van dando sugestiones en este sentido (esta técnica es lenta y hay que tener mucha paciencia) y cuando la mano se este acercando a la frente se puede sugerir "cuando tu mano toque tu frente entrarás en un sueño muy profundo, entrarás en un sueño muy profundo". Ahora hay que intercalar las sugestiones de flotabilidad y las del que el brazo asciende con las de que al tocar la frente entrará en un sueño muy profundo. Una vez el sujeto toque su frente se le puede decir "sueño profundo, sueño profundo, sueño profundo...." es muy fácil de que el brazo caiga rápidamente, debes estar preparado para cogerlo porque si no podría hacerse daño. Un vez aquí podemos dejar que descanse unos minutos y luego lo sacamos del estado hipnótico. "Ahora voy a contar hasta 5 y cuando cuente 5 despertarás y estarás muy relajado y muy agradable", "1 mueve ligeramente la cabeza, 2 mueve tus brazos, 3 mueve tus piernas, 4 mueve el cuerpo, tu estás totalmente despierto, tu estás totalmente despierto". Si no despierta no pasa nada lo dejáis dormir un rato que del sueño hipnótico pasará automáticamente al sueño fisiológico y despertará muy relajado como su hubiera dormido toda una noche.